domingo, 21 de marzo de 2010

18º FESTIVAL DE CINE DE MADRID PNR RUEDA DE PRENSA


Rueda de Prensa en el Café Galdós, Madrid

Inés Castaño (actriz), Héctor Caño (guionista)
Amanda Guadamillas y Jordal le fou (director)
Fotografía: martaescénica 15-09-09

La sobremesa del Café Galdós se volvió a llenar de diálogos y preguntas, todas ellas alrededor del mundo del cine, en la presentación al público de la primera película de Jorge Vidal, Instrucciones para una nueva vida. Se trata de un film de muy bajo presupuesto (menos de nueve mil euros) y que entronca con “la estética del cine independiente, del manifiesto dogma o, yendo más atrás en el tiempo, con la “nouvelle vague”, según su director.

Y es que, “¿quién no ha querido cambiar alguna vez de vida? Es algo que todo el mundo ha deseado hacer antes o después” comentó el coguionista del film Héctor Caño. “Jorge y yo estábamos en un momento de tránsito, terminábamos nuestra formación académica y queríamos empezar a trabajar, hacer algo propio que fuera nuestro”.

Sin embargo, la película no nació como tal, sino que “escribimos el guión de un corto y poco a poco fue creciendo y se convirtió en un largo, volcando experiencias propias o fantasías nuestras. Nos llevó muchos meses de trabajo y nos dimos cuenta de que eso era un producto de largometraje”.

El argumento de la película se enlaza directamente con la situación personal en la que se vieron sus creadores: “en mi caso creo que siempre estoy en un momento de tránsito y cuando tuvimos la idea de la película pensábamos qué podíamos hacer para realizarla. La película es parte del sentimiento de unos personajes que buscaban un cambio, avanzar, al igual que nosotros”, señaló Jorge.

El método de trabajo en la preproducción fue “largo” según sus guionistas, ya que “hacíamos una tormenta de ideas, buscando tramas, personajes, referencias… lo escribíamos en un cuaderno con todos los apuntes, junto con diseños de viñetas y secuencias, pero todo un poco disperso. Cuando hizo falta pasarlo en limpio cada uno trabajábamos por separado, siempre colaborando, corrigiendo y cambiando lo que no funcionaba hasta que dimos con la versión definitiva”.

La principal dificultad a la hora de sacar adelante la película fueron las limitaciones económicas: “no teníamos mucho presupuesto, ni el apoyo de una productora, era un proyecto idílico que no teníamos muy claro cómo iba a salir. Queríamos hacer algo nuestro y sin un productor que se metiera en nuestro trabajo. Nuestra mayor inspiración son películas como Smoking room, hecha en vídeo pero con calidad”.

La actriz Inés Castaño comentó que el hecho de no disponer de un gran presupuesto unió de una manera especial al equipo: “el rodaje fue como un campamento, una aventurilla. Fue muy divertido, improvisando, todos éramos gente joven y hubo bastante buen rollo, ayudó a que se hiciera todo con mucho cariño”. Para Inés, el personaje que interpretó “supuso un cambio porque era la primera vez que hacía cine, es muy distinto al teatro, en donde todo es efímero, no como en el cine que lo puedes ver una y otra vez. El mío es un personaje que se encuentra perdido y toma la iniciativa de dar una vuelta a su vida. Para su creación partí desde lo natural, desde la identificación personal”.

Sin embargo, las verdaderas dificultades llegan a la hora de abordar la distribución del producto: “La mayor experiencia que he tenido con esta película”, señala Jorge, “es que lo más importante es la distribución. En nuestro caso no había riesgo de perder millones, pero me hace pensar qué ocurre con una película que cueste 300 millones de pesetas. En España muchas películas no llegan a estrenarse y esto es terrible. La deuda pendiente es la distribución”.

El planteamiento inicial para el director era que, sin dinero, “la parte técnica fuera aceptable, con unos mínimos de calidad. A la hora de la distribución, si hay una persona que va a pagar por ver ese producto, es lógico que pague por ver algo que esté realizado en buenas condiciones. A veces, con un buen nivel técnico la historia es muy mala, pero si tienes una buena historia, con poco nivel económico es difícil sacarla adelante”.

Con una película que el mismo director declara haber hecho con “papel, tijeras y pegamento de barra” encontrar dinero para publicidad es una misión casi imposible: “es necesario invertir más dinero en promoción y publicidad, pero nosotros no tenemos dinero para eso. Podemos decir, que en las condiciones que la hicimos, esta película es un milagro. Cuando la veo en un cine pienso, madre mía, hemos llegado hasta aquí, no me lo puedo creer. Realmente ha costado mucho”.


leer entrada original en:
PLATAFORMA DE NUEVOS REALIZADORES


Instrucciones para una nueva vida
en el Festival de Cine de Madrid - PNR
10 - 17 de Septiembre 2009
ver trailer-teaser aquí
página web oficial aquí